Entrevista a Santiago Delgado, dueño de “Fruterías Santiago”

Fruteria Santiago Hermanos MontesUna nueva entrega de las entrevistas que desde Hermanos Montes estamos realizando en diversas fruterías de la Comunidad de Madrid. En este caso es el turno de Fruterías Santiago, ubicada en la calle Guzmán el Bueno, 62. Hablamos con su dueño: Santiago Delgado.

 

1 – ¿Qué historia tiene Fruterías Santiago? ¿En qué año se fundó? ¿Ha pasado por más generaciones o arrancaste tú el negocio?

Esta es ya la segunda generación. Mis padres eran ya fruteros  y es algo que llevamos inculcados desde pequeños y llevamos ya en la sangre. Es como si hubiese nacido en una caja de frutas (ríe).

2 – ¿Por qué crees que la gente debería comprar en fruterías como la tuya y no en grandes supermercados?

La profesionalidad es muy importante. También el trato personalizado que se da a cada cliente. No es lo mismo un cliente que otro y todos deben irse contentos y satisfechos con lo que se llevan, no con lo que tu querrías que se hubiese llevado porque al final el cliente es el jefe, no eres tú.

Ese es concepto de cliente que tengo yo. El que quiere manzanas pequeñas, pequeñas y el que las quiere grandes perfecto. Y el que quiere un melón entero se le da entero y el que quiere solo medio se le parte y se lleva medio. Se trata de que todo el mundo quede satisfecho con lo que quería comprar.

Por último y por encima del trato, la calidad del producto. En mi frutería eso es importantísimo, no vale cualquier cosa.

3 – ¿Existe gran diferencia de precios entre uno y otro?

Mi opinión personal es que no. Las ofertas o los precios que se ponen hay que compararlos con la calidad. Y generalmente sólo se mira el precio pero no tanto la calidad. Y un kilo de manzanas qu en un supermercado te pueda costar 1,75 o 1,50, que yo las venda a 1,90 son unos céntimos que no le quitan al cliente ni de ser pobre ni le hacen rico y no afectan a su economía si no a su salud. Los precios van en función de la calidad y no todas las calidades son iguales y en el fondo somos lo que comemos. Esa es mi opinión personal. No estoy hablando de gastarte más en una joya, si no que estoy hablando de gastar un poco más en alimentos.

Fruterias Santiago

4 – En tu tienda, ¿qué porcentaje dirías que es público fiel y cuánto dirías que es esporádico?

Yo creo que podría hablar de un 90% fieles, porque el otro 10 % no es que no sea fiel si no que es gente que no es del barrio. Gente que pasa por la calle, ve el escaparate, entra a ver, le gusta la calidad y compra. No deja de volver porque quiera, sino porque vive en otro barrio, ya que mi frutería está en una zona muy céntrica que es paso de mucha gente.

5 – ¿Qué cosas suelen valorar más tus clientes a la hora de comprar en tu frutería?

El trato, personalizar el negocio y por supuesto la calidad, la calidad acorde con el precio. No vale una calidad muy buena con un precio desmesurado. Ha de ser una calidad muy buena con un precio ajustado, con lo que realmente vale. No hay abusos.

6 – ¿Qué consejos te piden los clientes cuando compran fruta y verdura?

Suelen preguntar por ejemplo en variedades de tomates, que hay muchas, cual es el que mejor vale para ensalada, cuál mejor para cocinar… y nuestra función es comunicarles los sabores o las texturas que pueden tener. Al igual que las manzanas. No son todas iguales y cada una tiene su matiz, su textura, su sabor, su dureza a la hora de morderla. O por ejemplo los plátanos, que pueden ser de Canarias o pueden ser de Costa Rica tipo banana.

Te piden consejo de todo tipo: que si esta patata es mejor para cocer o para freir o si la pone como guarnición… si tiene carne amarilla o carne blanca y si tiene más sabor o menos. Y de qué país viene. Si es nacional o es de importación.

La verdad es que los clientes suelen preguntar un poco de todo y ahí está el trato personalizado al que me refiero y a saber estar ahí cuando el cliente tiene dudas acerca de qué comprar. Y es ese momento en el que considero personalmente que no todos los supermercados tienen a alguien disponible para atender y el cliente llega, escoge el producto y se va para casa sin saber si estará bueno, de dónde viene o el sabor que va a tener.

Fruterias Santiago

7 – ¿Tienes algún producto estrella con el que trates de superar a la competencia o que se venda muy fácilmente?

Yo intento que todos mis productos sean estrella. Lo que es malo no me interesa porque me desprestigia.

8 – ¿Qué características valoras tú más en la fruta que vendes a tus clientes?

Calidad. Que la fruta sepa a fruta. Eso es muy importante. Si no estarás vendiendo otra cosa que no es fruta. Entonces es cuando estarás engañando al cliente porque estarás vendiéndole otra cosa que él no percibe porque no sabe.

9 – ¿El público busca generalmente más fruta y verdura de temporada o se deja seducir por productos de calidad que provengan de países con diferente clima al nuestro tanto en verano como en invierno?

Hoy en día con la globalización y con todos los productos que tenemos de importación a todo el mundo le gusta tomar fuera de temporada fresas o sandías, por ejemplo, cuando aquí en España no es la época concreta de producción. Hay un poco de todo pero la gente si puede suele tomar productos del país y que sean de temporada, que realmente es cuando está bueno.

La piña por ejemplo es un producto que se vende todo el año, gusta mucho a la gente. Los melones no se producen todo el año y los importamos de fuera. Son semillas de melones nacionales que las llevamos a otros países para que las cultiven allí, por ejemplo en Brasil. De esa forma tenemos melones todo el año y se venden muy bien.

También están las frutas tropicales que tienen sus clientes. La papaya, el mango, el papayón….

10 – ¿Qué aspectos positivos y negativos dirías que tiene ahora mismo tu sector?

Negativo es la prostitución que se está haciendo del sector. Se están abriendo muchas tiendas ya que cuesta poco montarlo mal. Y que hoy en día, con la crisis que hay, es una alternativa para mucha gente que no tiene economía y que tiene que buscarse la vida como sea. Y eso va en declive de nuestro sector porque al final a los buenos profesionales nos merma y nos hace competencia desleal e injusta. Hay mucha gente que monta tiendas y no están cualificados. Y en esta vida es importante estar cualificado para llevar un taxi, vender fruta, pescado… o para subirte a un andamio.

El aspecto positivo es que lo hago mucho cariño ya que lo llevo en la sangre. Mi negocio es generacional y no renuncio a ello a pesar de que trabajo muchas horas: 18 todos los días. Pero me encuentro muy satisfecho y lo hago con mucho gusto. Me gusta tratar con mis clientes, hablar con ellos. Cada uno te cuenta sus problemas, sus virtudes… y al final hablas un poco de todo. Te hace sentir en el mundo.

Como siempre, desde Hermanos Montes agradecemos a Santiago su amabilidad al responder nuestras preguntas. Si tenéis alguna duda o pregunta podéis dejar un comentario o contactar a través de sus redes sociales.

Para conocerlos mejor, accede a su página web >> http://fruteriasantiago.com/

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR